La elaboración de un presupuesto dependerá en gran medida de la dimensión del proyecto a ejecutar, teniendo en cuenta las necesidades del cliente. Por ello será necesario poder mantener una entrevista o visita presencial para valorar todos los detalles de forma personalizada. Aproximadamente en dos semanas podríamos estar ofreciendo nuestra mejor propuesta económica, así como asesoramiento para resolver su necesidad de la forma más eficiente y rentable.