Una vivienda de tamaño medio, a modo orientativo, suele necesitar unos 3kW a 5,750 kW de paneles solares instalados. Esto quiere decir que, si usas placas solares de 330W necesitarás entre 8 y 10 unidades en tu instalación de energía solar para autoconsumo fotovoltaico.