El plazo legal para dar de alta la luz en una vivienda o local es de 5 a 7 días hábiles desde que la distribuidora responsable autoriza la activación del punto de suministro.